martes, junio 20, 2006

Un estudio muestra...que la estupidez humana no tiene límite (Segunda entrega)

Todo este rodeo por el método científico (ver post anterior) sirve para explicar por qué un sólo “estudio” como los mencionados no prueba ninguna relación causal. En primer lugar, hay que establecer claramente cuáles son los hechos que pretendemos explicar. Afirmar “el autoritarismo causa fracaso” nos pide, por tanto, definir cada uno de estos conceptos. Y ahí ya hay problemas. ¿qué es éxito? El caso paradigmático mostrado en el artículo es patético: «Saúl está arrepentido. Su hijo mayor, a pesar de tener más de 40 años, sigue siendo tímido, retraído y poco exitoso. Peor, se casó con una mujer dominante que le hace creer que es insignificante». El estudio parece relacionar éxito con buenas notas: éstas se presentan siempre que hay una “relación no-autoritaria” entre padres e hijos. ¿Qué significa esto? ¿dejar al niño hacer lo que quiere? ¿Dialogar sobre qué tipo de cosas? ¿Argumentar el por qué de los premios y castigos? Parece contradictorio, puesto que según recuerdo los niños con las mejores notas, los mejores estudiantes, eran retraídos y por andar estudiando no hacían muchos amigos, ni eran buenos para el deporte. Y por otro lado, esas notas buenas o malas, pueden estar relacionadas con otros hechos: padres adinerados (aunque el estudio, hecho en Suiza, descarta esa correlación), alcohólicos, separados, violadores, calvinistas o católicos. Debe descartarse cada una de las opciones presentadas, es decir, debe haber un estudio tras otro, y debe ser divulgado una vez todas las opciones hayan sido descartadas. Y debe divulgarse para que otros científicos repliquen las condiciones del estudio y verifiquen si se dan o no resultados similares. Luego de todo este proceso podría decirse que sí se ha demostrado algo. Hacerlo antes, es sólo amarillismo científico. Por ello, si no son los “estudios” los que están mal hechos, es la presentación que hacen los diarios. Como dice Lewontin en su libro “Crítica del racismo biológico”: que un ratón sea encerrado con otros diez y mate a cinco, y un segundo ratón encerrado mate a ocho, no prueba que el segundo sea un 30% más agresivo que el otro, porque, entre otras cosas no sabemos qué es la “agresividad”. Si un taxista insulta cinco de cada diez conductores que cierra, y otro insulta ocho, no decimos que es un 30% más “insultón”, ni que una chica que tenga unos implantes de silicona con el 50% más de masa que otra sea 50% más bonita. Estudios así, no obstante, se hacen, y así se divulgan, pero su metodología deja mucho que desear, y más aun la actitud del editor científico que deja pasar esos informes. Así pues, es necesario prender las alarmas ante tanto “estudio que demuestra...”. En el caso del estudio sobre la marihuana como causante de la esquizofrenia, no sabemos con exactitud qué es la esquizofrenia, ni mucho menos se dice en el artículo si son lo esquizofrénicos los que se ven atraídos por la droga o al revés, o siquiera si ambos hechos pueden ser causados por un tercero, como bien lo muestra el crítico de la periodista que presenta el informe. En síntesis, no porque haya un estudio significa que el estudio sea concluyente, así como el hecho de que Newton dijera que había unas “fuerzas” con las que se atraían los cuerpos unos a otros probó concluyentemente su existencia, y así mismo que la biblia diga que creó Dios los cielos y la tierra en siete días no prueba nada. Y que un “estudio” revele que es posible que el mar muerto se haya dividido en dos, o que es posible que alguien pueda caminar sobre el agua, o que las salas de cine presentan mensajes subliminales que hacen que los consumidores compren más Coca-cola con maíz pira por supuesto, tampoco prueba nada. Debemos revisar las condiciones bajo la cuales fue hecho el estudio, y ver cuántos equipos científicos diferentes han replicado las condiciones del mismo.

4 comentarios:

a.l.e dijo...

Hola. En primer lugar quería agradecerte la visita a mi blog y tu comentario...

En cuanto a nuestros padres... supongo que la presencia de un mal padre es tan potencialmente dañina como la ausencia del otro. Sin embargo, vos sobreviviste la presencia del tuyo y yo la ausencia del mío, y eso dice mucho... y en ese rincón sarcástico que yo sé que los dos tenemos, eso es muy satisfactorio.

Un abrazo

Irving dijo...

Hola, llegué a este blog como se suele llegar, por desparche, y me gustó, lei un par de cosas y ya me bastan para ponerte en la lista de enlaces (links) del blog que tengo. chau

2+2=4 3-2=? dijo...

mmmhh, lo que pasa es que hay que tener en cuenta la naturaleza de una noticia. Una noticia se ve determinada por muchos fáctores, entre ellos, la actualidad, la referencia con el lector y la importancia de la misma (su universalidad). Un periodista para poder ser leido por el público (la masa es ignorante) debe tener en cuenta estos fáctores y si no existen incluirlos, de otra manera la noticia no es atractiva. Así que es cierto que ningún estudio llega a conlcuciones tan simples, es cierto que los estudios solo son válidos para aquellas condiciones que se dieron en el exsperimento, es cierto que no es fácil de establecer relaciones cde causalidad; pero esto es solamente interesante para los científicos, no para los lectores "normales." La labor de un periodista no es la educación y de esa manera el no puede tratar de escribir con intenciones pedagógicas; de esa manera también su capacidad crítica es límitada.
De esta forma, en este tipo de artículos se vuelve mucho mas importante la forma de recepción que la misma producción. El lector debe acercarse de una manera crítica a estos textos, en otras palabras, un lector inteligente sabe que de lo que aparece en un periódico solo la mitad es verdad. Ese tipo de lectura solo lo puede pude ensenhar la buena educación. Exigirle eso al periodismo es imposible.

2+2=4 3-2=? dijo...

Ahora que releeo mi comentario me doy cuenta que debo ser un poco más específico. La profundidad, seriedad y rigurosidad de un artículo de ciencia periodístico depende en gran parte del medio. Es así que en una revista como Science se publican los resultados de los estudios con mucha más rigurosidad que en otras publicaciones, como por ejemplo National Geographic. O sea la producción si es muy importante acerca de como se presenta un artículo, pero es relativa hacia el carácter de la publicación, que es en últimas dependiente del grupo de personas que compra una publicación. Y en verdad la mayoría de publicaciones están pensadas para que se vendan en masa.

Licencia Creative Commons
Los laberintos - Reflexiones sobre la filosofía de la periferia por Alfonso Cabanzo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.